Esta fruta de color púrpura oscuro ciertamente contiene mucha nutrición, e incluso puede tener algunos beneficios para la salud. Pero para esta ocasión solo describiremos 3 de sus beneficios.

Tiene un alto contenido de antioxidantes, con una puntuación de capacidad de absorción de radicales de oxígeno (ORAC) de 15,405 o 3 veces la cantidad que se encuentra en los arándanos.

El acai es rico en un tipo de antioxidante conocido como antocianinas, que le da a las bayas su color púrpura oscuro. (Las antocianinas no solo están reservadas para las bayas de acai, sino todas las frutas y verduras de color púrpura, azul y rojo).

Las bayas de acai también son densas en nutrientes. Tienen un alto contenido de grasa, pero la grasa buena como el omega-3, 6 y 9. Por otro lado, las bayas de acai son relativamente bajas en azúcar.

Si bien ningún alimento es un escudo mágico contra el cáncer, se sabe que algunos alimentos detienen la formación y propagación de las células cancerosas. Sin embargo, los investigadores han concluido que el acai podría tener un papel en el tratamiento del cáncer en el futuro, pero se necesita más investigación, incluso en humanos.

Además, los muchos compuestos vegetales en el acai también podrían proteger su cerebro de daños a medida que envejece. Los antioxidantes en el acai contrarrestan los efectos dañinos de la inflamación y la oxidación en las células cerebrales, que pueden afectar negativamente la memoria y el aprendizaje.