Caldo de pollo rústico

Esta receta se considera en Brasil un plato medicinal, indicado para curar resfriados y gripes. Es genial servir en la cena porque es la típica comida reconfortante que te ayuda a recuperarte de un día de trabajo o a calentarte en un día frío.

Sopas
1 hora
6 Porciones

Ingredientes

1 Pollo rústico

150 gramos de Pasta

1 ½ litro de Agua

1 Cebolla

1 cuchara de Caldo de pollo en polvo

1 cucharilla de Pimienta de grano

½ cucharilla de Sal

Preparación

Paso 1 : En la cocina, monta una olla a presión ordinaria y agrega las especias como la cebolla cortada, los granos de pimienta, la sal y el caldo de pollo.

Paso 2 : Coloca el pollo rústico en trozos y cúbrelo con agua.

Paso 3 : Lleva a fuego medio, tapa y cocina por 40 minutos hasta que el pollo esté listo.

Paso 4 : Retira el pollo, desmenúzalo y cuela el caldo para quitar los trozos de cebolla y pimienta.

Paso 5 : Vuelve a poner el caldo al fuego, añade la pasta y cocina según las instrucciones del paquete.

Paso 6 : Por último, agrega el pollo desmenuzado al caldo, prueba y ajusta la sazón.

Paso 7 : Sirve la reconfortante sopa de pollo adornada con huevo hervido o perejil.

Paso 8 : ¡A disfrutar!