Historia del platillo

Una vez que los colonizadores portugueses arribaron al territorio que hoy conocemos como Brasil, ocurrieron varios hechos que entran en varias categorías, cayendo algunos en temas oscuros o de cambios agresivos; pero habiendo otros con su aspecto positivo.

Como en el caso de lo gastronómico, tema en el cual es innegable el intercambio positivo vivido en el aspecto culinario y cultural. Donde por un lado, los colonizadores tomaron nota sobre los ingredientes locales y platillos elaborados por las distintas tribus de Brasil; mientras que por el otro, los indígenas observaron los productos alimenticios que fueron traídos del viejo continente.

Muchos platillos en esa época que eran típicos para los indígenas, eran la base de varios platos consumidos hoy en día, ya que mezclaban su idea original con ingredientes nuevos traídos por los colonizadores; siendo el vatapá, uno de estos.

Otros datos de interés

El famoso vatapá, un icono de la gastronomía brasileña, siendo preparado con mayor frecuencia en la región de Bahía. Este platillo es hecho a base de harina o pan, acompañado de jengibre, pimienta, leche de coco, cebolla y aceite de palma; el mismo suele ser servido con camarón fresco, y sirve de acompañante para otros alimentos como pollo, pescado y acarajé.

Respecto a su consumo, en caso de hacerlo dentro de los niveles adecuados, se evitarán los problemas calóricos que se discute pueden estar asociados a su exceso.

En el mismo orden de ideas, se dice que tampoco se debe preparar con exceso de aceite o harina, siguiendo estas indicaciones el vatapá incluso aportará proteínas que son sencillamente beneficiosas para el ser humano, haciéndolo sentir fuerte y sobre todo satisfecho.