La cocina nordestina tiene una mezcla de ingredientes nativos y extranjeros los cuales fueron traídos por las inmigraciones. Uno de los principales es coco, fruto que trajeron los portugueses de la india. Los africanos introdujeron el aceite de dende que es extraído de una palmera originaria de África y la pimienta malagueta de los cuales ambos forman parte de los platos tradicionales de la región. Ambos se usan en su mayoría en la zona de Bahía en especial el aceite que le da un toque anaranjado el cual hace que los platos a la vista sean muy coloridos. También son grande consumidores de legumbres y cereales como lo son el frijol blanco, negro, verde y el maíz que lo adaptan tanto a platos dulces como canjica un dulce típico y a platos salados ya que se lo cocina a asado a las brasas.

El consumo de carne en su mayoría se consume el corte res y seco al sol o al aire para luego conservarlo en sal. La gran variedad de frutas en la región da la posibilidad de preparar postres y jugos los cuales llevan mucho color además del gran aporte de vitaminas.

Los nordestinos tienen una noche de festejo que se llama noche de san juan en donde disfrutan de muchos platillos que se componen en su mayoría de los ingredientes que les brinda la naturaleza. Entre las comidas principales podemos encontrar tamales, cuzcuz (comida africana que lleva maíz, huevo y bacalao), canjica (maíz triturado con leche de coco y canela), cocada (dulce de coco con azúcar blanca o negra), entre otras variedades de platos.