Frutas singulares con propiedades que prometen

Brasil es un país con una vastísima extensión territorial, con variadas regiones geográficas y una diversidad natural impresionante, su flora su queda atrás, tiene diversidad de especies, muchas de ellas incluso sólo se dan en el país, por eso hemos decidido hacer un recorrido por las frutas exóticas que se dan en Brasil.

Muchas de estas frutas no son cultivadas comercialmente y algunas son desconocidas por gran parte de la población, sin embargo, sus usos más tradicionales las convierten en símbolos de algunas regiones.

Por otra parte, están sus propiedades curativas que están sorprendiendo al mundo de la ciencia, es probable que la solución a muchas de las enfermedades que nos golpean actualmente pueden estar en este país.

El jaracatiá, primo de la papaya

La primera fruta en nuestra lista es el jaracatiá, una fruta muy parecida a la papaya (lechosa en algunos países), de color naranja brillante, alargada, es una fruta nativa de Brasil, no se encuentra en cultivos extensivos sino más bien por aquí y por allá.

Esta fruta puede ser comida al natural, sin embargo, expide una líquido blanquecino y lechoso que resulta irritante al estómago, no obstante, es usado como ablandador de carnes y en la industria farmacéutica, por su efecto irritante y según los registros históricos solía comerse asada o ahumada sobre una parrilla y en algunos casos hasta especiada.

Los italianos que arribaron el país, en épocas coloniales, la utilizaron para la industria de repostería, comenzó la fabricación de dulces, se preparaba como el coco, rallándolo y en conservas. Entonces era llamado “coco de los pobres”

Cambuci, identidad de Sao Paulo

Esta pequeña fruta con forma romboide, de color verde, que cabe en la palma de la mano, es originaria de Sao Paulo, aunque lamentable ha ido desapareciendo progresivamente por la tala indiscriminada.

Su sabor puede no resultar muy agradable al paladar de algunos porque tiene un amargor, no obstante, es consumida en jaleas, licores, dulces, pulpas congeladas. Es una fruta que además tiene propiedades medicinales, pues tiene alto contenido de vitamina C.

Desde el 2009 se hace la “ruta de Cambuci” una iniciativa que tiene como objetivo promover el consumo de la fruta y fortalecer el mercado para los pequeños productores que hacen dulces, licores, jaleas, a partir de esta fruta.

Fruta de pan, una que probablemente no conocías

La fruta que da el particular árbol de pan tiene dos formas de consumirse, una cuando está verde, como cocido que acompaña a los alimentos, también puede asarse o tostarse. Funge como carbohidrato durante el desayuno, se unta queso crema o mantequilla.

Cuando el fruto ha madurado tiene otro uso, porque su sabor es dulce, entonces se usa para jaleas, conservas y hasta helado. Aunque rara vez, también se encuentra en forma de harina o como fruto seco.

No existe una producción comercial del fruto, sobrevive al tiempo en algunos patios de casas que se han negado a acabar con los jardines de épocas coloniales.

 Jambo roja, una no es suficiente

Esta bonita fruta roja, es muy tentadora, su aspecto da la impresión de que tiene un buen sabor y en efecto es muy refrescante, ideal para las temperaturas altas, una no será suficiente. Su sabor es tierno y su textura suave, en el centro tiene una semilla grande. En otros países se le conoce como pomarrosa, su árbol es grande y florece de forma muy bonita.

Puedes encontrar vendedores ambulantes con esta fruta en algunas regiones del país, también puedes preparar jaleas con ellas o licores con un sabor muy delicado.