Historia

Se dice, que los nativos Americanos hacían un uso constante de la receta de Churrasco, principalmente por su facilidad, ya que no requieres de muchos ingredientes y es bastante rápido; solo necesitarás un cuchillo, fuego, carne y sal al gusto. Adicionalmente, existen documentos del siglo XV donde figura el nombre de esta preparación de la carne.

Ahora bien, otra cosa que se ha dicho es que no fue sino hasta el siglo XVII, que el Churrasco se propagó a Brasil, implementándose como receta gracias a los individuos que viajaban al sur de Brasil trabajando de comerciantes, estos eran denominados «tropeiros»; pero, ¿cómo surge el Churrasco Brasileño? Sencillo, estos Tropeiros pasaban días fuera de casa, desplazándose de un lado a otro con el ganado, el cual con el pasar del tiempo, fue comenzando a parecer atractivo como alimento, de modo que hallaron el modo de cocinarlo mientras estaban fuera, y eventualmente el resto de la nación adquirió la costumbre.

De hecho, durante los años 60 aparecieron un conjunto de restaurantes dedicados a la venta de Churrasco, denominados rodízios; los cuales tienen la peculiaridad de que puedes ingerir todo lo que desees, sin necesidad de pedir una sola cosa.

La manera preferida de preparar este maravilloso plato por los brasileños es la siguiente: Primeramente, cortaremos la carne, para luego emplear pimentón dulce, orégano, comino, hierbas, una cebolla y dos ajos cortados en trozos pequeños, aceite, pimienta negra y sal al gusto, para elaborar la marinada. Con estos haremos una mezcla que colocaremos sobre la carne y la dejaremos descansar por una hora.

Luego insertaremos esta carne en pinchos de metal, a los cuales les aplicaremos lo que restó de la marinada mientras precalentamos el horno a 180 °C. Posteriormente introducimos la carne al horno o asador, y les daremos la vuelta hasta que estén listos.