Historia del plato

No se tiene una historia clara sobre el origen de la moqueca, sin embargo, varias teorías han sido puestas sobre la mesa.

Destacando que muchas de ellas terminan coincidiendo en varias partes, por lo cual, tras juntar varios fragmentos de distintas versiones, podríamos armar un contexto no confirmado, pero que daría un indicio de cómo sucedieron las cosas.

Primeramente, y para decepción de muchos, el año o siglo específico no sale a relucir en ninguna versión, pero sí la época: indígena.

Momento en el cual los pobladores solo comían los alimentos que hallaban, como cultivos, ciertos condimentos, y por supuesto, el pescado.

Este último, fue un elemento muy importante en la alimentación de los indígenas brasileños, pues pudieron ampliar su repertorio gastronómico.

Y por supuesto, consiguieron al protagonista de hoy: la primera versión de la moqueca, la cual fue elaborada con hojas de algunos árboles, que cubrían al pescado, que estaba mezclado con cebolla y cilantro.

Posteriormente, con la llegada de los europeos y los múltiples cambios que trajeron consigo, también se consiguió el anexo de alimentos del viejo continente, a los de América.

Y gracias a eso, varios platos indígenas como las moquecas fueron mejorados.

Beneficios                                                      

El consumo de este platillo es bastante positivo para la salud humana, al ser muy nutritivo, e incluir tanto la proteína, como el Omega 3. Previniendo enfermedades cardiovasculares e hipotiroidismo. Reduciendo la anemia a su vez.