Historia del platillo

Este platillo cuenta con una historia más que curiosa, ya que no se tiene muy en claro cómo se llegó al punto de crearlo. Sin embargo, historiadores han estudiado el tema y afirmado que el secar la carne data de siglos ancestrales, específicamente, de la época prehistórica.

Ya con el pasar del tiempo, durante la época colonial, es probable que los portugueses llevaran tiempo desarrollando la técnica de secar la carne con el sol para conservar el alimento, pudiendo deducir que emplearían dicha técnica para conservar la comida al ir al territorio que hoy en día conocemos como Brasil.

Siguiendo la historia, años después de la época de la colonia, se cree que personas que vivían en un sitio rural de Brasil empezaron a secar la carne para conservar sus alimentos; y que para darle un toque de sabor, le añadieron algún que otro ingrediente local

Creando la carne de sol, que meses después se volvería muy popular, extendiéndose la receta por todo el país.

Características y propiedades

Conocida también como «jabá», se elabora a base de carne de ternera que se expone al sol ―de allí su nombre―, para que quede seca. Pudiendo luego acompañarla de otros alimentos, como la Yuca.

Al ser un plato conocido, la carne de sol cuenta con algunas variantes en cuanto a su preparación, hay quienes elaboran el alimento usando otros tipos de carne, y suelen acompañarla con arroz, frijoles, zanahoria o ajo molido.

Al tener la carne como ingrediente principal, este platillo es rico en vitaminas de tipo B y en proteínas.

Además, aporta con minerales importantes que ayudan al cuerpo a mantenerse estable y fuerte.