Características y usos

También llamado «copoasu», «copoazú», «cupu», «assu» y «cacao blanco», es un ingrediente muy pedido en el territorio brasileño. Especialmente en su zona norte. Asismismo, respecto a su lugar de cultivo, puedes conseguirlo en otros países de Sudamérica, como Bolivia, Perú y Venezuela.

Usos

En Brasil la pulpa de este fruto suele ser usada para elaborar jugos, batidos espesos y helados. Mientras que las semillas, al ser comestibles también son usadas para elaborar chocolate, —aunque este uso es menos frecuente de lo que parece—.

No obstante, su utilidad no se limita únicamente en el ámbito culinario, sino que las semillas también son consumidas cuando se tiene dolores de estómago muy fuertes, ya que esta ayuda a aliviarlos.

Y de forma tópica, es posible emplear la manteca del fruto para elaborar cremas corporales, lociones, jabones e incluso, champú. Todo gracias a su composición química.

Para culminar con este ítem, en países como Bolivia, han encontrado otras maneras de sacarle provecho, pudiendo mencionar entre ellas, a la formación del licor. Dado que hay un buen mercado de exportación de la misma en distintas presentaciones.

Propiedades y beneficios

Esta especie al ser familia directa del cacao posee muchos antioxidantes denominados flavonoides, los cuales son muy importantes para la prevención de enfermedades cardiovasculares, ayudan a regular la presión arterial y a mantener fuertes los vasos sanguíneos. Así como también permite un excelente flujo de la circulación sanguínea.

Además de esto es rico en fibra, Vitamina C y refuerza el sistema inmunológico, protegiendo a la persona de todo tipo de virus y bacterias.